Diferencia entre revisiones de «Seguros de Coche»

De Segurpedia
(Empresas Aseguradoras que comercializan Seguros de Coche en España)
(Todas las empresas que comercializan Seguros de Coche en España)
Línea 203: Línea 203:
 
*[[Nuez Seguros]] (Marca Comercial de [[Línea Directa Aseguradora]])<br />
 
*[[Nuez Seguros]] (Marca Comercial de [[Línea Directa Aseguradora]])<br />
 
*[[Onyx Seguros]] (Marca Comercial de [[MGS Seguros]])<br />
 
*[[Onyx Seguros]] (Marca Comercial de [[MGS Seguros]])<br />
*[[Patria Hispana Seguros]]<br />
+
*[[Patria Hispana]]<br />
 
*[[Pelayo]]<br />
 
*[[Pelayo]]<br />
 
*[[Penélope Seguros]] (Empresa de [[Línea Directa Aseguradora]])<br />
 
*[[Penélope Seguros]] (Empresa de [[Línea Directa Aseguradora]])<br />

Revisión del 05:34 1 jul 2019

El Seguro de coche es obligatorio en España para todos los vehículos inscritos en la DGT

Seguros de Coche

De acuerdo a la legislación española, todos los coches deben contar con un seguro que cubra, al menos, La Responsabilidad Civil Obligatoria o RCO. Esta obligación afecta a todos los vehículos inscritos en la Dirección General de Tráfico, incluso aún cuando no transiten por vías públicas ya que, se entiende, que incluso un vehículo estacionado es susceptible de causar daños a terceros por diferentes causas, como un incendio accidental por ejemplo.

La Responsabilidad Civil Obligatoria

El seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria tiene como objetivo principal cubrir cualquier daño a terceros que podamos causar mientras conducimos nuestro coche. Los daños causados a terceros, tal y como recoge el Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la Circulación de Vehículos a Motor, pueden ser de dos tipos:

  • Físicos o personales: Es el daño causado a personas, ya sea el conductor de otro vehículo, cualquiera de sus ocupantes o un peatón.
  • Materiales: Cualquier daño causado en otro coche, propiedad o en el mobiliario urbano.

Según lo establecido por la V Directiva Europea del Auto, en las coberturas de este seguro no están incluidos los daños causados a bienes materiales de terceros con los que exista una relación de afinidad o parentesco de hasta el “tercer grado de consanguinidad o afinidad” entre el conductor del vehículo y la persona a indemnizar. A fin de evitar fraudes, el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria no cubrirá ningún accidente en el que el tercero afectado sea un familiar del conductor contratante del seguro. Otro aspecto que no está cubierto son los daños propios ya sean físicos o materiales del conductor del vehículo.

Actualmente más de 30 compañías de seguros activas en España ofrecen seguros para vehículos. La oferta es muy amplia y las condiciones varían sustancialmente en función de cada aseguradora, el tipo de seguro elegido y el modelo de vehículo a asegurar. Otros factores también pueden influir de forma considerable las condiciones que ofrecen las diferentes aseguradoras a cada cliente: La edad y el historial de siniestralidad del conductor habitual, su localidad de residencia o la potencia del vehículo pueden ser elementos determinantes a la hora de fijar la prima de riesgo de cada cliente.

Tipos de Seguros de Coche

Infografía cortesía de Segurpedia.com

Seguro a terceros

El Seguro a Terceros es una póliza destinada a cubrir los daños ocasionados a terceros en un accidente en el que el conductor asegurado sea el responsable. Se trata del seguro más básico que incluye entre sus coberturas la Responsabilidad Civil Obligatoria y Voluntaria, la Defensa Jurídica y una cobertura adicional para los daños personales que pueda sufrir el asegurado. Frecuentemente este tipo de seguro también incluye la asistencia en carretera.

Seguro a terceros ampliado

El Seguro a Terceros Ampliado es un seguro que incluye las mismas coberturas que el seguro anterior y, además, se complementa con otras garantías adicionales que suelen ser el robo o incendio del vehículo asegurado y los daños en las lunas del mismo. Este tipo de seguro incluye siempre la asistencia en carretera.

Seguro a todo riesgo

El Seguro a Todo Riesgo o Seguro a Todo Riesgo Sin Franquicia dispone de todas las coberturas ofrecidas por los seguros anteriores y también protege los daños propios, es decir, todos aquellos daños que se produzcan en el vehículo del asegurado y que hayan sido ocasionados por su culpa. Es la forma más completa de tener protegido el vehículo, aunque también la más cara. Este tipo de seguro es el habitual en los vehículos nuevos.

Seguro a todo riesgo con franquicia

El Seguro a Todo Riesgo Con Franquicia es una modalidad más económica de seguro a todo riesgo. Las coberturas son idénticas a las del seguro anterior con la diferencia de que éste incluye una franquicia que corre a cargo del asegurado y que se aplica a la cobertura de daños propios. Esto quiere decir que, ante un siniestro con daños propios, el asegurado deberá hacer frente a una parte fija del importe total de la reparación (denominada franquicia).


Factores que influyen en el precio del seguro

Son muchos los factores que influyen en el cálculo de la prima del seguro de un determinado vehículo. Son importantes, no solo el tipo de seguro y coberturas elegidas, sino también los datos y particularidades del vehículo, el uso que se tiene previsto hacer de él, la edad e historial del conductor habitual y otros conductores que el vehículo vaya a tener, la provincia de residencia, etc.

Tipo de póliza

El tipo de seguro y coberturas elegidas marcan una notable diferencia en el precio del seguro a contratar. Los seguros de coche más económicos son los Seguros a Terceros que únicamente incluyen las coberturas obligatorias por ley. La prima de estos seguros habitualmente oscila entre los 150€ y 500€ anuales dependiendo de los datos del vehículo y el conductor habitual. Por el contrario, los seguros con primas más altas son los Seguros a Todo Riesgo. Al incluir la cobertura de daños propios su prima puede elevarse considerablemente en el caso de vehículos especialmente costosos. Su precios habituales pueden oscilar entre los 1.000€ anuales de la prima de un utilitario estándar a las decenas de miles de euros en el caso de vehículos de lujo o alta gama.

Características del vehículo

Los datos y particularidades del coche son muy importantes para las aseguradoras, de tal forma que el precio variará en función de ambos.

Marca y modelo

El precio de un seguro de coche depende, en gran medida, del valor del vehículo. Las pólizas para automóviles de modelos más caros cuestan más que las que son para vehículos más económicos. Esto no sólo ocurre en el caso de seguros a todo riesgo sino también en el caso de pólizas a terceros ya que, usualmente, un coche de alta gama dispone de mayor potencia y, en consecuencia, la probabilidad de sufrir un accidente por exceso de velocidad es mayor que en el caso de vehículos mas económicos.

Potencia y tipo de combustible

Tal y como se ha visto en el punto anterior, los coches económicos suelen tener poca potencia por lo que la probabilidad de que sufran un accidente grave es menor. De ahí que su seguro sea más económico. Otros datos, como la versión o el tipo de combustible del vehículo, también son tenidos en cuenta por las aseguradoras a la hora de calcular la prima final. La prima de un vehículo monovolumen diesel probablemente será más baja que la de un vehículo de gasolina con equipamiento de competición, ya que para el primero, dadas sus características, se prevé un uso familiar mientras que el segundo probablemente tendrá un uso más deportivo.

Accesorios y acabado

El equipamiento extra hacen aumentar la prima ya que crece la probabilidad de que se estropee algún accesorio y haya que repararlo. Por su parte, los coches más baratos no suelen disponer de tanto equipamiento como los más caros, esa es una de las razones que justifican la diferencia de precio entre vehículos de diferentes clases y marcas.

Antigüedad

A medida que un vehículo sufre el desgaste propio del paso del tiempo también aumenta la probabilidad de avería o accidente. Si bien el valor del vehículo decrece con el paso del tiempo, y eso haría reducir su prima final, los vehículos demasiado viejos o en mal estado también tienen mayores probabilidades de requerir asistencia o sufrir fallos, por lo que finalmente la prima se equilibra con la de aquellos vehículos más nuevos. Por norma general cuanta más antigüedad tiene un vehículo más desaconsejable es asegurarlo a Todo Riesgo ya que el valor del vehículo, salvo en el caso de coches muy exclusivos, no justifica el importe de prima que se debe abonar por asegurarlo.

De forma paralela, antes de asegurar a Todo Riesgo un vehículo con una determinada antigüedad, las aseguradoras suelen exigir una revisión presencial del mismo a fin de comprobar el buen estado del vehículo. Si el peritaje no es satisfactorio y el vehículo presenta daños, la aseguradora podrá rechazar asegurar el vehículo o excluir de sus coberturas todos los daños que ya tenga antes de suscribir el seguro.

Comunidad Autónoma

El precio de asegurar un coche varía dependiendo de la zona geográfica en la que resida el vehículo. Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha son las zonas en las que se encuentran los precios más bajos mientras que Ceuta, Melilla, Cantabria, Galicia y Asturias son las regiones con las primas más elevadas. En el norte de España hay más siniestralidad debido al mal tiempo y a la existencia de un mayor número de desplazamientos por carreteras secundarias (cuyas tasas de accidente son mayores que otros tipos de vías).

Los índices de delincuencia también varían de una comunidad a otra. Dado que la probabilidad de sufrir un robo o un siniestro por vandalismo aumenta en algunas ciudades, o cuando el coche está aparcado en la calle en lugar de un garaje, estos puntos también influirán en el precio final de la póliza.

El perfil del conductor

El tipo de conductor que va a conducir un vehículo es, quizás, el punto más relevante a la hora de calcular la prima de un seguro de coche. En España las pólizas de auto no son nominativas. Esto quiere decir que el conductor del vehículo y el titular de la póliza de su seguro no tienen por qué ser la misma persona. Los datos más importantes no son los del titular de la póliza ni tampoco los del propietario del vehículo sino los de aquel que va a conducirlo:

  • Años de experiencia: Tantos más años de experiencia tenga el conductor, tanta mayor soltura al volante habrá conseguido y, por tanto, existe menor riesgo de accidente. Esto es aplicable hasta la edad de 65 años. A partir de ese punto, y dependiendo de la aseguradora, la situación se invierte ya que, se entiende, que las capacidades físicas de una persona de edad avanzada empiezan a mermar.
  • Edad: En relación directa con el punto anterior este factor es muy importante para las aseguradoras ya que cuanto más maduro sea el conductor, más responsable será su conducción y por lo tanto mejor será el precio. Dado su mayor riesgo, las pólizas habituales de coches no cubren a conductores esporádicos menores de 26 años, existiendo pólizas especiales para que proteger a un conductor novel no sea excesivamente caro.
  • Profesión: Las empresas aseguradoras consideran que algunos trabajos son más peligrosos que otros y, por tanto, las probabilidades de sufrir un accidente son más altas. De igual manera otras profesiones implican un nivel sociocultural más elevado, de esta forma, si a la hora de preparar el presupuesto, la aseguradora considera que la profesión del conductor puede suponer un riesgo mayor, automáticamente el coste se encarecerá.
  • Estado civil: Estar casado o tener responsabilidades familiares, como hijos a nuestro cargo, suele tener un reflejo en el cambio de nuestro estilo de la conducción, volviéndose más calmado y responsable. Por esta razón las compañías valoran de forma positiva el estado civil del conductor y el número de hijos, algo que afecta directamente a la reducción de la prima del seguro.
  • Historial de siniestralidad: Si el conductor ha tenido un largo historial de accidentes al volante, el precio de la prima de su seguro será más alto e, incluso, también es posible, que algunas compañías se nieguen a asegurarle, dado el elevado riesgo que conlleva asegurar a un conductor irresponsable.

Otros factores

Cada aseguradora fija de forma independiente los criterios que tiene en cuenta a la hora de valorar el riesgo que supone asegurar a un determinado cliente. Existe una serie de factores, como todos los detallados anteriormente, que son utilizados de forma genérica por todas las compañías aseguradoras pero también existen otros factores adicionales que cada empresa tomará en cuenta, de forma individual, para realizar sus valoraciones de riesgo. Algunas aseguradoras toman en consideración incluso el color del vehículo por entender que algunos colores son menos visibles en determinadas circunstancias y, por tanto, un riesgo adicional.

Requisitos y documentación necesaria

Como cualquier otro vehículo a motor los coches deben contar con una serie de documentos que lo habilitan para circular. Esta documentación es obligatoria para todos los vehículos y también lo es para poder suscribir el seguro de circulación:

  • Permiso de Circulación: El Permiso de Circulación, también denominado certificado de matriculación del vehículo o certificado de registro del vehículo es el documento por el que se certifica que el vehículo está matriculado. El titular del permiso de circulación puede ser o no el propietario del vehículo.
  • Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos (ITV): La tarjeta ITV es la ficha técnica donde aparecen los datos del vehículo y que debe ser llevada en el vehículo junto con el permiso de circulación. La tarjeta de ITV es emitida por el propio fabricante del vehículo y en ella aparecen datos del vehículo tales como: marca y modelo, número de bastidor, potencia, cilindrada, peso, tara del conjunto, número de plazas, matrícula, etc. También figura el número NIVE (Número de Identificación de Vehículo) formado por 32 dígitos y que es el equivalente del DNI del coche. En la parte trasera de la ficha se reflejan tanto las revisiones periódicas como las inspecciones no periódicas que se hacen tras haber realizado alguna reforma y que obligan a pasar de nuevo una inspección.
  • Última revisión en vigor de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV): Todos los vehículos, a partir de determinada antigüedad, deben pasar revisiones periódicas que quedan reflejadas en la tarjeta de ITV. Para poder asegurar un vehículo (o disfrutar de la cobertura del seguro ya existente) es necesario que el vehículo haya pasado de forma favorable las inspecciones periódicas que le correspondan.
  • Impuesto de circulación: El recibo de pago del impuesto de circulación es el documento que certifica que el vehículo está al corriente del pago anual del Impuesto de Circulación Obligatorio. Este documento es obligatorio aunque las empresas aseguradoras no lo requieren para poder asegurar un vehículo o prestarle cobertura a sus asegurados.

¿Qué ocurre si no puedo asegurar mi vehículo?

El Consorcio de Compensación de Seguros garantiza que todos los vehículos puedan disponer del Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio

En ocasiones, una vez recopilados todos los datos necesarios, ninguna empresa aseguradora quiere hacerse cargo de proteger a un determinado cliente. En otras ocasiones, aún teniendo una póliza en vigor, la compañía decide dejar de proporcionar dicha garantía al conductor asegurado. Esta situación se da cuando la empresa aseguradora detecta un aumento de riesgo en el cliente. Según el artículo 12 de la Ley del Contrato del Seguro, la compañía aseguradora podrá rescindir el contrato comunicándolo por escrito al asegurado dentro del plazo de un mes, a partir del día en que ésta tenga conocimiento de la agravación del riesgo.

Si se produce alguna de las situaciones anteriores y el conductor no consigue encontrar ninguna compañía que lo asegure podrá acudir, en última instancia, al Consorcio de Compensación de Seguros. Este organismo será el encargado de cubrir el riesgo cuando el cliente haya recibido, al menos, dos negativas por parte de las empresas aseguradoras.

El único producto que el Consorcio de Compensación de Seguros puede ofrecer es el seguro de Responsabilidad Civil de Vehículos a Motor de Suscripción Obligatoria, que cubre únicamente los daños causados a terceros. De este modo, quedan excluidas coberturas como daños propios, robo del vehículo, reclamación de daños o defensa jurídica, entre otras.

Para contratar este seguro, el conductor puede hacerlo vía telefónica o telemática y para ello deberá aportar la siguiente documentación:

  • Comunicación escrita de dos entidades aseguradoras expresando la no aceptación o el rechazo del riesgo.
  • Documento de identificación.
  • Permiso de conducción válido para el coche que se pretende asegurar.
  • Permiso de circulación del vehículo.
  • Certificado de características técnicas del automóvil, en el que deberá incluir la ITV actualizada.

Una vez contratado el seguro el Tomador dispondrá de 15 días naturales para hacer efectivo el pago del recibo de prima en cualquier oficina de las entidades bancarias BBVA o Banco Santander.

Enlace a la plataforma de contratación del Consorcio de Compensación de Seguros

Empresas Aseguradoras que comercializan Seguros de Coche en España

Listado de Empresas Aseguradoras (Empresas Matrices) que comercializan Seguros de Coche en España bajo su propia denominación comercial u otras distintas:

Todas las empresas que comercializan Seguros de Coche en España

Este listado incluye todas las empresas que comercializan Seguros de Coche en España con su propia marca. Esto incluye a las empresas aseguradoras propiamente dichas, las empresas filiales de éstas, las marcas comerciales de cualquiera de las anteriores y aquellas empresas que, aún siendo empresas aseguradoras autorizadas para operar en el territorio español, comercializan productos de terceras empresas bajo su propia denominación comercial.

Comparadores de Seguros de Coche y otros canales comercializadores

Este listado incluye los principales canales comercializadores de Seguros de Coche en España. Esto incluye a los Comparadores de Seguros, las Entidades Bancarias y los Corredores de Seguros de mayor relevancia. Por favor, tenga en cuenta que el presente listado sólo hace referencia a la comercialización de Seguros de Coche, es posible que algunas de las entidades listadas comercialicen productos de otras empresas no listadas pero en diferentes segmentos del mercado asegurador.

Enlaces externos

Empresas comercializadoras de seguros de coche en España

Otros canales comercializadores